Helechos de cuero
La hojas de Helechos Tejina mantienen su frescura durante varias semanas con unos mínimos cuidados y mantenimiento

 

Después de recibir flores y hojas y antes de colocar el ramo en el florero de forma definitiva es recomendable cortar de forma diagonal dos o tres centímetros de cada tallo con una herramienta bien afilada, para quitar la parte que se ha secado durante el transporte y permitir que los tallos puedan absorber el agua. Después de esta operación podremos proceder a colocar el ramo en un florero o jarrón con unos siete centímetros de agua, dejando los Helechos Tejina en las partes trasera y laterales y colocando las flores delante con alguna hoja entrelazada, quitando los pétalos, hojas y ramas que no cumplan con nuestras expectativas y haciendo destacar las flores más bonitas del ramo. Se debe añadir agua al florero según se vaya consumiendo para mantener una altura de entre siete y diez centímetros.

También es recomendable cambiar el agua al menos dos veces por semana, si hace calor o el ramo está en un lugar muy expuesto a la luz y las corrientes de aire se puede incrementar la frecuencia de este cambio a cada dos días o incluso hacerlo a diario en circunstancias extremas, en cada cambio de agua se deben cortar un centímetro de cada tallo para evitar que se tapone el paso de agua. Si no se va a cambiar el agua con mucha frecuencia es recomendable colocar una moneda de cobre en el fondo del florero, los días de mucho calor se puede dispersar agua en torno a las hojas y pétalos con un rociador o colocar una piedra de hielo en el florero. Otro truco es reutilizar los Helechos Tejina para un nuevo ramo, ya que suelen aguantar más tiempo que las flores.

Anuncios